viernes, 4 de septiembre de 2009

NESTEL CONTRA LA FAMILIA BURRON

Por Bernardo Hinojosa P.

Se trata de otra aventura del héroe de la política económica mexicana: el Super Nestel; híbrido telefónico-nutricional, criado y alimentado en las altas montañas de Bevey Suiza, con super lácteos hormonales, gervers pesticidas y roastbeef importado de oligopolios.

A mediana edad Nestel decidió seguir los pasos de su parientes Ingleses y emigrar a los EUA para emprender lo que llegaría a ser la compañía telefónica más grande de occidente y según dice la leyenda de su sitio web, en tan sólo dos años de operaciones en México, Nestel invirtió más de 2500 millones de dólares, comprometiéndose así a contribuir en la modernización de la infraestructura tecnológica en telecomunicaciones del país. Esta inversión ha generado más de cuatro mil empleos, directos e indirectos, en México, etc. etc...

Es por eso que Nestel es el héroe tanto de la película como de la política, es moda de las modas, no hay camioneta negra sin nestel, ni restaurante elegante sin nestel.

¿Cómo no lo van a admirar? Si en tan solo en dos años ha invertido más dinero que la ciudad de Puebla en los últimos doce años.

Puebla capital tiene aprox. 2,100 millones de pesos al año de presupuesto, aunque solo puede dedicar a inversión poco menos del 20% y andan buscando créditos porque ya no les alcanza...

Deberían aprender como deducir las inversiones reportadas de los impuestos a pagar al fisco, restar el gasto de sus obras de responsabilidad social, siembra de arbolitos y donaciones al Teleton, lo que sumado les retornaría un 35% de los nulos impuestos que pagaron con lo cual podrían

reinvertir infinitesimalmente en México y que no nos vengan con que aquí no hay condiciones para invertir y altísima competitividad...

En Puebla hay un celular por cada dos habitantes, mientras en Querétaro, DF y Quintana Roo hay más de un celular por persona.

En lugares como Los Cabos, hay 3 celulares por cada dos habitantes, casi igual que en Italia...

En México existen 70.1 millones de celulares de prepago y 6.4 millones en plan.


Pero regresando al tema..., mientras Nestel junto con sus amiguitos Tetocel, Uneton y Yupicel con ayuda de alucinógenos celebraban y justifican sus crecientes utilidades y éxitos legales para evadir regulaciones mediante sus ejércitos de abogados Armanis y cabilderos Hugo y Boss, con sorpresa han comenzado a notar que la compra de tarjetas prepago y los clientes cautivos en planes a 18 meses se quieren revelar en plena crisis.


Por ello han decidido convertir sus técnicas de atención al cliente, contratos y cancelaciones un rito aún más tortuoso y falto de transparencia. Cualquier asunto es vía telefónica y no quedará constancia de nada...


Recientemente una familia Burrón trató de cancelar el leonino contrato de nestel, ya que tenían 5 aparatitos entre papá, mamá y los 3 hijos de entre 14 y 21 años, por lo cuales llegaban a pagar la módica cantidad de 12mil pesos al mes.

Pero luego de que mamá Burrón se quedara sin trabajo fue que se dieron cuenta de habían dedicado hasta la tercera parte de los ingresos del papá para pagarle los derechos al señor de las tierras.

Don Regino gana aprox. 35mil pesos al mes y trabaja un promedio de 9 a 10 horas diarias de lunes a viernes y 6 horas los sábados.

Haciendo cuentas rápidas, el señor Burrón gana $151 pesos la hora.

Para accesar a la red telefónica con costo de $3.50 el minuto, la hora llega a costar $ 210.00

El tiempo que trabajó durante el último mes ya sin el sueldo de mamá Burrón para pagar el lujito familiar fue de 79.5 horas o una semana y media de trabajo (8.4 dias laborales)

El puro hecho de querer cancelar el servicio, NO ES MOTIVO DE RESCISIÓN DE CONTRATO, por tanto la fam. Burrón a quien le faltaban 5 meses para terminar el contrato tendría que continuar hasta el final.

Aunque apagaran los telefonitos y no los volvieran a usar a partir de ese día, hubieran tenido que pagar $ 15,250 pesos por concepto rescisión de contrato o continuar con sus rentas mensuales de 5 aparatos, durante los 5 meses hasta terminar el contrato.

Al final de un año a ese ritmo el señor Burrón trabajó 100.4 días o casi 20 semanas para pagar su renta y consumo habitual de radio y teléfono.

Siguiendo con las cuentas rápídas, en la promoción y contrato de Nestel, por cada frase que informa al consumidor los costos claros de su servicio, existen 8 frases que dicen “ILIMITADO, GRATUITO, AHORRA, CONTROL, LLAMADAS ENTRANTES GRATIS, LLAMADAS INCLUIDAS, ETC.”

No me gustaría parecer paternalista y mucho menos pensar que los Burrón son tarados.

La realidad es que la familia Burrón contrató algo que no necesitaba, que no se adaptaba a sus posibilidades y necesidades, lo hicieron de forma irresponsable y estúpida, no leyeron lo que firmaron y para acabarla de ch... se nota que ni siquiera controlan a sus hijos.

Pero a su favor podría decirse que se fueron con finta de la publicidad, el ostento, el anhelo o el deseo de llegar a ser como esos que traen su camioneta negra, su traje armani y su nestel

Quisieron ser como esos mismos que no se atreven a hacer regulaciones del aparatito vibrador que más estatus les ha dado en los últimos años y continúa diferenciando claramente la clase de unos de otros...

Si el modelo a seguir y nuestra definición de héroe es claramente la de un perdedor, la de gente que no sabe lo que quiere-puede o necesita, la de un abusivo, etc...

¿Entonces porqué habría de criticar lo que yo considero errores y conductas estúpidas de un consumidor que quiere llegar a ser eso que es todavía peor..?.


Cierro con la frase de los grandes economistas y analistas gringos que nos han iluminado desde hace año y medio con sus conocimientos sobre esta crisis económica, donde claramente responsabilizan al consumidor al decir: “Compraron a crédito de forma irresponsable, por eso ahora tenemos esta crisis financiera...”

¿Qué fue primero?

La irresponsabilidad de quien utilizó créditos que estaban a mano para llegar a ser o tener

o la irresponsabilidad de los “expertos” que no regularon nada en su momento y hoy se siguen negando a regular publicidad, contratos, telecomunicaciones, etc. porque podrían parecer paternalistas o enemigos del libre mercado...

Ni como ayudarles...

No cabe duda que vía impuestos se pagan las cuentas de los mejores clientes de Nestel... a falta de regulación a favor del consumidor, ese podría ser un buen recorte presupuestal.

Fe de erratas: Apodé a los González como los Burrón por respeto a su anonimato, sin embargo me refería a los políticos que no pagan de su bolsa su nestel..

Bernardo Hinojosa Polo es Delegado de la PROFECO en Puebla.